Lección 6 ¿Cómo agarrar la cámara correctamente?

¿Cómo agarrar la cámara correctamente?

Cómo agarrar la cámara es un tema que mucha gente obvia. Viendo como alguien agarra la cámara te puede hacer una idea de lo poco que sabe de fotografía. Saber como agarrar la cámara no es una cuestión de postureo, se trata de tener estabilidad y de no hacerte daño (¡Si!, puedes llegar a hacerte daño por agarrarla mal).

5 Cosas que la gente hace MAL cuando agarra una cámara

Te va a parecer mentira porque alguna son realmente estúpidas, pero la gente lo hace. Estas son cosas que jamás deberías hacer. Si quieres aprender cómo agarrar la cámara correctamente nunca deberías hacer esto.

  • Caminar al mismo tiempo que haces la foto. Esta es la mejor forma de que la foto te salga movida, desenfocada y lista para borrar.
  • Agarrar la cámara con una sola mano. Aunque tengas un pulso de acero es una de las peores ideas que puedes tener.
  • Estirar los brazos para hacer la foto. Otra bonita forma de que una foto te salga movida.
  • Colocar mal las manos en la cámara. Más abajo te explicaré la forma correcta e incorrecta de hacerlo.
  • Sostener una cámara con un objetivo muy pesado sin trípode. Cuanto más peso tengas que aguantar más inestabilidad

Seguramente que habrás visto hacer estas y otras salvajadas pero para empezar con esas 5 acciones incorrectas tenemos suficiente.

Es importante agarrar la cámara con las dos manos; cada mano tiene su forma correcta de agarrar, pero lo más importante, el agarre se hace así por un motivo, no es cuestión de capricho.

Cuando agarramos la cámara buscamos 3 cosas:

  • Estabilidad a la hora de la tomar la foto.
  • Acceso a los controles sin perder la estabilidad.
  • No forzar las articulaciones (a la larga nos haríamos daño)

Cada mano evidentemente tiene sus funciones dentro del agarre de la cámara por la propia forma de la cámara y la colocación de los botones por lo que vamos a ver como colocar cada mano por separado.

Cómo agarrar la cámara correctamente en horizontal y vertical
Cómo agarrar la cámara correctamente en horizontal y vertical

El agarre de la mano derecha

La cámara tiene, como ya habrás observado, el agarre principal en la mano derecha. Como habrás observado también la cámara tiene una correa, que a pesar de lo que piensas no es para que te la cuelgues del cuello y te destroces las cervicales. La correa se enrolla en la mano derecha de forma que si soltamos la cámara, esta queda colgando y no se cae al suelo. Si nos la colgamos del cuello cada vez que nos agachemos tendremos un efecto de péndulo que no es bueno ni para tu cuello ni para tu cámara, lo más probable es que se acabe golpeando.

Cuando agarramos la cámara con la mano derecha deberán quedarnos libres el indice y el pulgar para operar los controles y el resto de dedos para sostener la cámara.

El agarre con esta mano debe estar apoyado por la mano izquierda para tener más estabilidad. Ya sabes la mitad de cómo agarrar la cámara. Vamos a ver la mano izquierda que tiene más problemas.

El agarre de la mano izquierda

La mano derecha la coloca más o menos bien casi todo el mundo. La mano izquierda es en la que la gente comete más errores. Pero tu eres PRO, no puedes permitirte errores de base.

La palma de la mano izquierda tiene que estar colocada en horizontal con los dedos indice y pulgar libres para operar los anillos del objetivo. El resto de dedos y la palma de la mano se usan como base para apoyar la cámara. Esta es la forma correcta de agarrar la cámara y de tener estabilidad cuando no disparamos con trípode. El antebrazo deberá estar lo más perpendicular al suelo posible (perpendicular significa a 90 grados jaja) y con el codo lo más pegado al cuerpo, todo con el fin de dar estabilidad.

Algunas personas usan la mano izquierda para agarrar el objetivo por su parte superior. Esto a parte de forzar la muñeca (te acabarás haciendo daño) nos quita la estabilidad que conseguimos al apoyar la cámara en la palma de la mano. ¡NO LO HAGAS! Cada vez que lo haces muere un fotógrafo. Ahora ya sabes cómo agarrar la cámara. No tienes excusa.

Ejercicio de esta lección

Está claro lo que te voy a mandar ¿no? Quiero que analices la forma en la que agarrabas la cámara antes de leer esta lección. Evidentemente quiero también que corrijas todo lo que hagas mal. Ahora ya sabes cómo agarrar la cámara correctamente, no tienes excusa para hacerlo mal. A parte de la correa que trae la cámara y que ya sabes como usar existen otro tipo de correas y grips muy útiles para no destrozarte las cervicales y poder llevar  tu cámara o cámaras. Puedes ver aquí una selección de mochilas, fundas, correas y grips que te ayudarán a transportar tu equipo sin dañarte ni a ti ni a tu equipo.